¡Hoy está siendo un domingo maravillosamente normal!

Hoy está siendo un día maravillosamente normal. He trabajado en el Guggenheim, como toca algunos domingos, dando clase a 9 niños maravillosamente normales. Ninguno se ha portado mal, han trabajado bien, y han hecho unas pancartitas geniales. Los slogans: “A-N-I-M-A-L-E-S” y “A-R-T-I-S-T-A-S” han tenido más acepatción que los sugeridos “P-A-Z” o “A-M-I-S-T-A-D”. ¡Maravillosamente normal! Luego me he tomado un zurito normal, y he comido una -esta vez- nada normal “Bacalau as natas”, cocinado por Montse, nuestra compañera de piso ¡Estaba delicioso! Luego he estado leyendo una novela. ¡He estado leyendo una novela! Eso es algo normal, ¿no? Y ahora a jugar al Monopoli con Alicia (mi novia) y Montse, la compañera de piso. ¡Yupi! ¡Viva la normalidad!

Monopoly normal

7 Comments

Ya conocemos tus gustos cinéfilos pero ¿qué “novela” lee una persona normal? Por otro lado, no llegamos a apreciar los detalles de tu tablero del Monopoly: es una pena que no pueda ampliarse la foto.

No sé qué novela estarás leyendo, Pernan, pero por aquí tengo dos libros de Roma y un pack de Yo claudio que os tenemos que devolver. Le hemos sacado chispas a todo esto en italia, grazie mille!

La normalidad es la “caña de España” (uy, perdón, he dicho España).

Como molan esos días que no se salen del tiesto y en los que uno simplemente respira y mira pasar el paisaje y el paisanaje…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de uso. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: